1/5/12

La búsqueda continúa

 

 

Este blog ha llegado a su 
FIN

 

Sigo publicando en
estromatolitos

 

Gracias por tu atención. Nos vemos por los bares.
Bcn. 1.05.12

.

12/4/12

Claridad

ēgm.

 

 



Claridad




 Las cosas que no quieren suceder
son las que vemos en los sueños,
los fantasmas de la villa encantada
disfrutan de sus vacaciones,
el regreso a la realidad
siempre es un mecanismo atascado
y una máscara de enormes colmillos
avanza por los estrechos pasillos,
no se lo cuentes a papá
o nos encerrará en su miedo,
no se lo digas a mamá
o se vendrá a bailar con nosotros,
oh, en el profundo abismo de los días
mi subrazón subsiste
y el amanecer nos anuncia
que el mar volverá a ser azul
y blanco el arañazo de las olas,
sobrevuela el alba
la luz que aguardaba en los cementerios
la huida de los fantasmas,
el sol entibia las rocas
sobre las cimas de la realidad,
mi tierna tórtola turca,
bailemos aún unas horas,
podréis correr y gritar
pero no podréis encontrarnos,
suele quedar un rescoldo en la hoguera,
una sombra en las nubes,
una pausa en el flujo del discurso
que tú puedes interpretar,
la realidad como mundo infernal,
si yo elegí el camino más difícil
y me quedé a vivir en él,
tú lo crees cada vez más oscuro
y sin embargo la luz brilla ahí,
refulgiendo ante ti,
la realidad no es un mundo infernal
sinō el país en el que vives
y deberás intentar entender
en lugar de encender inciensos
y recitar huecas plegarias
en las mansiones encantadas,
los fantasmas no oyen tus susurros
y se ríen en el silencio, escúchalos,
de los humos perfumados,
de los rezos aturdidos,
mientras la nova fulgura ante ti,
reluciendo aún ahí,
oh, la profunda bruma de los días,
la oscuridad causa ceguera
y la luz solo deslumbra a los ciegos,
los que porfían en negarse a ver,
mi tierna tórtola turca,
vamos a bailar aún un poco,
un año o una breve eternidad,
si el tiempo tampoco existe
no te detengas a esperar,
que no hay más y es mucho
lo que nos resta por bailar,
y nadie lo sabe ni lo sabrá,
como viento viene y en viento vuelve,
aunque corra, nunca me alcanzará,
algunos líquenes en la sombría
profundidad de la vida
prefieren ignorar la claridad
mientras otros, firmes, subsisten
aferrados a las rocas
sobre las cimas de la realidad,
y el mar sigue siendo azul
por la mañana y las olas
arañan blancas la playa
y la luz colma el alba
deslumbrando solo a los ciegos,
sí, tierna tórtola turca,
sumidos en la honda oscuridad,
pero la luz está brillando ahí
y tú cada vez sin embargo
ves el cielo más oscuro,
y la tenebrosa niebla te envuelve
y el horror se ríe bajo tus pies..

 

 

ēgm.
Santa Rosa, Barcelona. 12/04/12

 

26/3/12

Erección

ēgm.

 

 



Erección



La gravedad allá
es un poco más fuerte que en la Tierra,
y me cansa tanto pensar,
todo comienza con una erección,
la confirmación del yo en su cosmos,
sube niebla del río,
sé lo que digo con lo que no digo
y he aprendido a escuchar el silencio
junto al inmundo pantano,
el alcohol no ayuda pero entontece,
las inexplicables explicaciones
que los crédulos creyentes se dan
a sí mismos para justificar
la enormidad de la chapuza cósmica
no pueden ser aceptadas
por ningún ser racional,
aunque la gravedad aquí
sea un poquito más débil
que en el centro del Universo,
allí donde alguna vez
pudo existir la singularidad
de una perfecta y cósmica erección,
niebla, niebla desde el río,
todo acostumbra a comenzar
con una gran explosión,
como una cósmica eyaculación
lanzando multimillones de estrellas
hacia la arena de esta playa
que la marea quiere desbordar,
escucha a los que callan,
en el silencio están sus pensamientos
perfilados en tinta negra
contra el pulido papel,
desde el planeta aún distingues bien
la radiación de microondas
y la neblina por el blanco río
de tu galaxia local,
una sucia mancha blanca
sobre la oscura eternidad,
no debes presumir de buena suerte
ni utilizar la mala suerte
como estudiada justificación,
en los cañaverales del pantano
susurra la brisa nocturna
los secretos de la eyaculación
primordial y primigenia
en la que se diluye el Universo
expandiente y terso,
bajo toneladas de rocas
mi corazón se disemina,
en la cueva de las brujas
se revela la tiniebla
como un dibujo en papel transparente,
la celebración del yo en su tinta,
caray, esta maldita gravedad
no me deja pensar,
mientras tanto respiro
la mezcla exacta de ozono, criptón,
oxígeno, nitrógeno y argón,
quizá creas que es fácil
pero tú nunca sabrías hacerlo,
algas en el mar, flores en la hierba,
líquenes entre la profunda umbría
que jamás la luz rozó,
todos sabemos respirar
mientras esperamos que role
hacia el infinito la gravedad,
en un satélite pequeño
bajo miles de rocas
continúan buscando bocas
los muertos en el sueño,
nos estámosche aquí, a ve-las vir,
el alcohol no resuelve los problemas
pero embota los sentidos
y desactiva el inquieto cerebro,
ser un ser racional
no es una puta elección,
ser un liquen te permite vivir
lejos del roce de la luz
y de la comprensión del Universo
en perenne eyaculación,
si no puedes soportar la belleza
al menos oculta tu estupidez,
y bajo gigantescos asteroides
mi subrazón se hiela,
porque siempre es tarde
para hacer lo que no hicimos
si bien siempre es pronto
para hacer lo que no haremos,
me agota esta gravedad
y me dificulta pensar,
surfeando sobre el chorro de estrellas
desciendo la ola del tiempo
hacia las playas de este planeta
que la marea quiere descifrar,
nobody knows, niebla en el río,
nunca ha habido y nunca habrá,
bajo las lábiles rocas
reduce el tiempo el alacrán
a una sola pregunta
que conviene no formular,
flores de luz en el fuego,
líquenes en la fría oscuridad,
me despierto en plena erección,
ignoro que conozco la pregunta,
finjo no saber la respuesta,
quiebro la mirada del alacrán,
sospecho que no es hora de pensar
con esta equivocada gravedad,
araña enterrada en la arena
contemplo la fluidez de la galaxia
sin querer ver la señal,
las crédulas explicaciones
que no hay modo de aceptar,
vuelvo a despertarme en tensa erección
y vislumbro algún sueño cosmogónico
que no recordaré jamás,
rebusco un amuleto en las estrellas
que aleje de mí a los dioses
que estos crédulos gustan de adorar.

 

ēgm.
Santa Rosa, Barcelona. 26/03/12

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


27/2/12

A los lenguaraces

Calímaco

 

Marchad en mala hora
funestos hijos de la envidia
y juzgad mi destreza
por mi arte y no por viejas medidas;
Apolo con lira y pajaro
no esperéis que yo produzca
el gran poema retumbante
pues no es mío el trueno, sinō de Zeus.

Ya cuando por vez primera
apoyé sobre mis rodillas
la cérea tablilla de escribir
dijo Apolo, mi Apolo Licio:
«Es preciso, oh poeta, que me traigas
el incienso bien espeso
pero la musa, amigo, muy ligera;
te ordeno también que evites
los senderos trillados por los carros
y no conduzcas el tuyo
por las vulgares huellas de los otros
ni por prolijos caminos
sinō busca con recio empeño
siempre tu propio sendero,
aunque sea el más áspero y difícil.»

Le obedecí, pues yo canto
para aquellos que disfrutan del son
melodioso de las aves
y nunca del rebuzno de los asnos.
Que otros rebuznen cual las bestias
de alargadas orejas
mas sea yo el etéreo, el ser alado.

____
ēgm. 2012. Versión basada en la traducción de M.E. Del Río y M.T. Forero, con el título de Respuesta a los Telquinos, en Calímaco, Himnos, publicada por editorial Aguilar, Madrid 1972.

28/1/12

La chispa obtenida

ēgm.

 

 



La chispa obtenida



En el sueño de los muertos
nosotros somos espíritus
que vagan errabundos por la tierra,
hormigas o termitas,
el viento solo sopla en un sentido
y arrastra tus recuerdos al pasado
huyendo hacia el asiento delantero,
observa los relojes,
contempla las agujas y la arena,
es inútil proseguir
ni es posible retroceder
dijo el hombre de las espadas,
un grillo o un saltamontes,
distancia que se aleja hacia el futuro
uniendo con enlaces silenciosos
victorias y derrotas,
el tiempo y los momentos inusuales,
cercando de palabras los rituales
de lógicas ignotas,
observa los cristales,
no sabes si los días son eternos,
contempla el movimiento de la roca,
recibes como un regalo
tu exigua ración de sexo,
flux au-delà l’étincelle obtenue,
las mentiras me producen insomnio
dijo el hijo del hombre que sabía
convertir la luz en sombras,
mariquita o escarabajo,
convertir los negros en melodías
de grises y evanescencias,
planetas que basculan el vacío
incierto de los cosmos caducados,
entre el amor y la genialidad,
don’t cry my little butterfly,
polilla o mariposa,
en evos no medidos ni marcados,
la echadora de cartas desde arriba
escruta el mundo ante sus ojos,
no pienses en las pesadillas,
contempla como cristaliza
el cuarzo en las entrañas de la roca,
aún sigues descifrando en las estrellas
futuros que jamás han sucedido,
los insomnios me producen insomnio
y cada vez duermo menos,
solo solo de clarinete,
escupe tu egagrópila indigesta
debajo de la mística floresta
y luego con tus trinos vete,
disfruta los rituales inusuales,
las fallas de elásticos estratos
hendidos por los evos inseguros,
avispa o quizá abeja,
mi mano no la guía dios alguno,
mis armas se oxidaron en la lluvia
de inviernos irreconocibles,
de primaveras inestables,
vividas en el sueño de los muertos,
insecto, seas el que seas,
tan solo insecto eres,
no hay día que no olvide que el recuerdo
es cebo de la trampa de los días
que agazapado en las peñas sombrías
con cada día evito y luego muerdo,
espíritus errantes,
levanta tu aguijón contra la bestia,
entierra tu mandíbula en sus ojos,
ya seas el que seas,
descarna hasta los huesos su cabeza,
arranca sus entrañas y devóralas,
ya seas el que seas,
o tú serás la víctima
de su sacrificio a los dioses burdos
de la rapiña y la avaricia,
inútil regresar o proseguir,
no hay día que recuerde que el olvido
debiera ser el limbo en el que viva,
desnudos en los peñascos
cogidos de la mano frente al cielo,
entonces las estrellas eran
muy blancas, muy pequeñas y distantes,
ignora los relojes,
el tiempo es ese río en que no nadas
dos veces en el agua que te baña,
ya seas tú quien seas,
el puente que lo cruza se derrumba,
los arcos se los lleva la corriente
al mar de las incógnitas cavernas,
levanta tu mandíbula,
mi mano no la mueve dios alguno,
y clava tu aguijón,
no hay mar que no devuelva a sus orillas
las algas que arrancó, tras la tormenta,
inútil proseguir ni regresar,
las armas oxidadas,
arranca sus entrañas y devóralas,
los dueños de la gleba en los castillos
recuentan las monedas del saqueo,
impuestos comisiones y gravámenes,
el corazón devórales,
creían las sirenas que las algas
mordían a los peces las aletas,
las hadas no sabían
que un pene pesa igual que una sardina
o un jurel no muy crecido,
el pene y los testículos devórales
y escupe de tu boca ensangrentada
los pelos en la playa, somos
espíritus del sueño de los muertos,
los débiles inquietos animales
que en horas inusuales
su simple chispa obtienen,
blancas estrellas, diminutas
brillando en un orgasmo fugitivo,
la luz dividida en sombras,
observa los cuasicristales
de lógicas ignotas e invisibles,
espíritus errantes en la noche,
no somos más que el sueño de los muertos.

 

ēgm.
Santa Rosa, Barcelona. 28/01/12

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


7/12/11

Después de una muerte

Tomas Tranströmer



Hubo una vez un choque
que dejó tras sí una larga cola, brillante cometa pálido.
En él vivimos. Vuelve borrosas las imágenes de televisión.
Se acumula en heladas gotas sobre los cables aéreos.

Todavía se puede esquiar despacio bajo el sol de invierno
por entre las arboledas a las que aún se aferran las hojas del pasado año.
Son como páginas arrancadas de una vieja guía telefónica,
los nombres de los abonados tragados por el frío.

Es agradable todavía sentir el propio corazón latiendo.
Pero a menudo la sombra parece más real que el cuerpo.
Un insignificante samurái
junto a su armadura de negras escamas de dragón.

 

 

Despois dunha morte


Houbo unha vez un choque
que deixou tras del unha longa cola, lucente cometa pálido.
Nel vivimos. Torna borrosas as imaxes de televisión.
Acumúlase en xeadas gotas encol dos cables aéreos.

Aínda se pode esquiar a modo baixo o sol de inverno
por entre os arboredos nos que se aferran as follas do pasado ano.
Son coma páxinas arrincadas dunha vella guía telefónica,
os nomes dos subscritores tragados polo frío.

É gustoso aínda senti-lo propio corazón latexando.
Pero de cote a sombra semella máis real que o corpo.
Un insignificante samurai
xunta a súa armadura de negras escamas de dragón.

 

 

Efter någons död


Det var en gång en chock
Som lämnade efter sig en lång, blek skimrande kometsvans.
Den hyser oss. Den gör TV-bilderna suddiga.
Den avsätter sig som kalla droppar på luftledningarna.

Man kan fortfarande hasa fram på skidor i vintersolen
Mellan dungar där fjolårslöven hänger kvar.
De liknar blad rivna ur gamla telefonkataloger-
Abbonenternas namn uppslukade av kölden.

Det är fortfarande skönt att känna sitt hjärta bulta.
Men ofta känns skuggan verkligare än kroppen.
Samurajen ser obetydlig ut
Bredvid sin rustning av svarta drakfjäll.

_____
Con la valiosísima, aunque involuntaria, colaboración de Ricardo Bada, blogs.elespectador.com

25/11/11

El gris

ēgm.


 



El gris




Entonces los ordenadores
no cabían encima de las mesas,
íbamos los dos y el perro
por el camino viejo de la sierra,
a cada lado del puente
acechaban los mismos árboles,
fresnos, abedules,
de deshojadas ramas silenciosas,
entonces un teléfono
era algo en el extremo de un cable,
caminábamos por el bosque
como tramperos ebrios,
cayéndonos en la nieve,
buscando una puesta de sol,
un gris preciso en el crepúsculo
que no existe en ningún otro lugar,
té y coñac en el albergue
del urogallo disecado,
entonces la crueldad
era tan primitiva como siempre,
en la carretera del puerto,
profunda umbría y misteriosa,
el invierno parecía eterno,
sin principio ni tiempo, infinito,
y los brillos de la luz
entre las ramas amenazadoras
eran reflejos de un caleidoscopio
girando abierto desde el cielo
hacia los musgos ocultos
en la profundidad del bosque,
entonces los caleidoscopios
tenían tanta magia como ahora,
y, urracas, cuervos,
con el áspero graznido
en el claro surgió el gris
sobre una montaña azulada,
el gris crepuscular buscado,
cazado en la trampa de la retina,
blancos, lilas, azules, pero el gris,
el gris fundente
único del crepúsculo de invierno,
fijado para siempre en la memoria
sin píxeles ni negativo,
indeleble como un beso
bajo los pinares nevados,
y también entonces,
entonces las cámaras fotográficas
eran tan prescindibles como ahora.


ēgm.2011

  


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

_____
Santa Rosa, Barcelona. 25/11/11

19/11/11

Trae unas flores si nieva

ēgm.

 

 



Trae unas flores si nieva



Tráeme flores si nieva
o una postal de Gilbert & George.
Tráeme un beso nevado con copos
aún pegados a tu gorro de lana.
Trae una lata de litchis
y una botella de oscuro aguardiente
de guindas maduras.

Trae unas flores si nieva
y algún recuerdo del tiempo esquivado
que en la nieve se fue
y no quiso volver a encontrarnos.
Tráeme flores si nieva
y un poco de aire de invierno
en tus bolsillos.

Luego pondremos las flores
en un vaso grande con agua
junto a la ventana cerrada
y miraremos nevar
mientras bebemos amargo aguardiente
con transparentes y dulces litchis.
Y la nieve nos abrazará.

Tráeme flores si nieva
o una postal de Gilbert & George.
Y la pegaremos en la pared.

ēgm.2011


____
Santa Rosa, Barcelona. 19/11/11

14/11/11

En la más lejana cumbre / No máis esvío cume

Álvaro Cunqueiro

 
En la más lejana cumbre, donde las hadas de los destinos 
liberan sus anhelos en las tinieblas al pasar,
tengo un rebaño de brezos al que guardan veinte pinos, Álvaro Cunqueiro
vigías solitarios hacia la luz lunar.

Y allí, al lado, ceñida de aurifloridos tojos,
muy cerca de una fuente, besada de espadaña,
–¡Santa consagración de mis vagos antojos!–
tengo una ermita blanca en el regazo de la montaña.

Ya he hecho amistad con las aves de rapiña
y tengo por amada un águila muy niña
que en un vuelo el rayo del sol sabe cortar.

Vienen a mí las urracas, las comadres de la cumbre,
y cuando cae la nieve yo enciendo una gran lumbre
y hacemos reunión en torno de mi lar…

 

No máis esvío cume


No máis esvío cume, onde as fadas dos sinos
ceiban os seus anceios nas tebras a vagar,
teño un rabaño de urces, que gardan vinte pinos,
vixías isolados cara á luz do luar.

E alí, ao carón, cinguida de aurifloridos toxos,
pretiño dunha fonte, bicada da espadaña,
–Santa consagración dos meus vagos antoxos!–
teño unha ermida branca no colo da montaña.

Xa fixen amizade coas aves de rapiña,
e teño, por amada, unha aguia pequeniña
que nun voo a raiola do sol sabe cortar.

Véñenme as pegas, as comadres do cume;
e cando cae a neve eu acendo un gran lume,
e facemos fiada ao redor do meu lar…

____

10/11/11

Langue d’Oc

Ezra Pound


Alba

Mientras el ruiseñor a su pareja 
           trinando día y noche la corteja 
           mi amada y yo sin queja 
           aquí nos ocultamos 
           entre flores y ramos,
           cuando al guardián de la torre escuchamos 
           que grita: 
                             «¡Arriba, bribón! ¡Rebulle
                              pues veo en verdad 
                                      que la claridad 
                                      llega y la oscuridad  
                                                      ya huye!»


 
Langue d’Oc


Alba

When the nightingale to his mate
            Sings day-long and night late
            My love and I keep state
            In bower,
            In flower,
            ’Till the watchman on the tower
            Cry:
                     «Up! Thou rascal, rise,
                      I see the white
                                      Light
                                      And the night 
                                                   Flies.»

____

29/10/11

River Roses / Rosas de río

D.H. Lawrence


Junto al Isar, en el crepúsculo
vagábamos y cantábamos;
junto al Isar, al atardecer
subimos la rústica escalera y nos sentamos
meciéndonos en el abeto que domina la marisma,
donde el río se une al río, y el tañido
de su verde pálida agua glaciar colmaba el atardecer.

Junto al Isar, en el crepúsculo
vimos las oscuras rosas silvestres
pendiendo rojas sobre el río; ardientes
las ranas cantaban, y por todo el río
venía el sabor de hielo y rosas; y vacilante
el miedo se fue lejos. Y susurramos: “Nadie nos conoce.
Que sea como la serpiente ordena,
aquí, en esta ardiente marisma.”

                                                                                        Kloster Schaeftlarn

 

River Roses

By the Isar, in the twilight
We were wandering and singing,
By the Isar, in the evening
We climbed the huntsman's ladder and sat swinging
In the fir-tree overlooking the marshes,
While river met with river, and the ringing
Of their pale-green glacier water filled the evening.

By the Isar, in the twilight
We found the dark wild roses
Hanging red at the river; and simmering
Frogs were singing, and over the river closes
Was savour of ice and of roses; and glimmering
Fear was abroad. We whispered: “No one knows us.
Let it be as the snake disposes
Here in this simmering marsh.”

                                                                                Kloster Schaeftlarn

____
► D.H. Lawrence en wikipedia

26/10/11

Herbsttag / Día de otoño

Rainer Maria Rilke



Señor, ya es hora. Fue muy largo el verano. Rainer Maria Rilke
Tiende tu sombra en los relojes de sol
y deja suelto el viento por las campiñas.

Manda madurar a los últimos frutos,
tráeles del sur dos días más de tibieza,
llévalos a la plena sazón y dale
al recio vino la dulzura final.

Quien no tiene casa ya nunca la hará.
Quien está solo, lo estará mucho tiempo;
en vela, leerá y escribirá sin pausa,
errante vagará por las avenidas,
inquieto, igual que vagan las hojas secas.


.

Herbsttag


Herr: es ist Zeit. Der Sommer war sehr groß.
Leg deinen Schatten auf die Sonnenuhren,
und auf den Fluren laß die Winde los.

Befiel den letzten Früchten voll zu sein;
gib ihnen noch zwei südlichere Tage,
dränge sie zur Vollendung hin und jage
die letzte Süße in den schweren Wein.

Wer jetzt kein Haus hat, baut sich keines mehr.
Wer jetzt allein ist, wird Es lange bleiben,
wird wachen, lesen, lange Briefe schreiben
und wird in den Alleen hin und her
unruhig wandern, wenn die Blätter treiben.

____

23/10/11

Canto XLV. WITH USURA / CON LA USURA

Ezra Pound


Con la usura ningún hombre tiene una casa de buena piedra,
cada bloque bien cortado y ajustado
y un diseño que pueda cubrir su rostro, ezra_pound
con la usura
ningún hombre tiene un paraíso pintado en la pared de su iglesia
harpes et lutes
o una virgen que reciba un mensaje
y un halo se proyecte desde una grieta;
con usura
no ve Gonzaga a sus herederos y concubinas,
no se pinta ningún cuadro para que perdure y viva
sino para venderlo, y venderlo enseguida;
con la usura, pecado contra natura,
es tu pan solo unas migajas rancias,
es tu pan tan seco como el papel,
sin trigo de la montaña, sin harina dura;
con la usura la línea se hace gruesa,
con la usura no hay límites claros
y ningún hombre puede hallar un lugar para su morada.
El cantero es apartado de su piedra
el tejedor es apartado de su telar,
CON LA USURA
la lana no llega al mercado
ni produce ganancia la oveja.
La usura es una peste, la usura
embota la aguja en la mano de la muchacha
y detiene la destreza de la hilandera. Pietro Lombardo
no vino por la usura,
Duccio no vino por la usura,
ni Piero della Francesca, ni Giovanni Bellini por la usura,
ni fue "La Calumnia” pintada.
No vino por la usura Fra Angélico, ni Ambrogio Praedis,
ni hubo iglesia de piedra labrada con la firma:
                                                                                Adamo me fecit.
Ni por la usura Saint Trophime,
ni por la usura Saint Hilaire.
La usura herrumbra el cincel,
herrumbra a la artesanía y al artesano,
carcome el hilo en el telar;
nadie aprende a trenzar el oro en la trama,
el azur tiene una llaga por la usura; está sin hilar el carmesí,
no encuentra el esmeralda a ningún Memling;
la usura asesina al niño en el útero,
impide al hombre joven el galanteo,
hace llegar la parálisis al lecho, yace
entre la joven esposa y el novio. 
                              CONTRA NATURA
Han hecho llegar a las prostitutas a Eleusis.
Están los cadáveres listos para el banquete
por orden de la usura.

 

WITH USURA

With usura hath no man a house of good stone
each block cut smooth and well fitting
that design might cover their face,
with usura
hath no man a painted paradise on his church wall
harpes et luz
or where virgin receiveth message
and halo projects from incision,
with usura
seeth no man Gonzaga his heirs and his concubines
no picture is made to endure nor to live with
but it is made to sell and sell quickly
with usura, sin against nature,
is thy bread ever more of stale rags
is thy bread dry as paper,
with no mountain wheat, no strong flour
with usura the line grows thick
with usura is no clear demarcation
and no man can find site for his dwelling.
Stonecutter is kept from his tone
weaver is kept from his loom
WITH USURA
wool comes not to market
sheep bringeth no gain with usura.
Usura is a murrain, usura
blunteth the needle in the maid’s hand
and stoppeth the spinner’s cunning. Pietro Lombardo
came not by usura
Duccio came not by usura
nor Pier della Francesca; Zuan Bellin’ not by usura
nor was ‘La Calunnia’ painted.
Came not by usura Angelico; came not Ambrogio Praedis,
Came no church of cut stone signed:
                                                               Adamo me fecit.
Not by usura St. Trophime
Not by usura Saint Hilaire,
Usura rusteth the chisel
It rusteth the craft and the craftsman
It gnaweth the thread in the loom
None learneth to weave gold in her pattern;
Azure hath a canker by usura; cramoisi is unbroidered
Emerald findeth no Memling
Usura slayeth the child in the womb
It stayeth the young man’s courting
It hath brought palsey to bed, lyeth
between the young bride and her bridegroom
                              CONTRA NATURAM
They have brought whores for Eleusis
Corpses are set to banquet
at behest of usura.

 .

19/10/11

La Dimensión (b)

ēgm.

 

LA  DIMENSIÓN

 

 

 

Después de visitar

la playa de las conchas blanqueadas

blanqueo mi condición

de ignorado espectador

de los ciclos de la vida.

Digo: Tú!

Pero La Tierra gira sola,

abandonada y perdida

en un Universo ignoto,

de una única dimensión.

Muda, inerte y fría.

Las conchas blanqueadas en la playa:

nada puede excitarme más.

El tiempo es la única dimensión.

 

 

 

Veo en tus ojos la clave

de la cuantificación.

Corazón.

En el espejo los besos son casi

como puñetazos en el mentón.

 

 

 

Y unos dicen que sí.

Esos viejos preenvejecidos.

Irremediablemente se unirán

a aquellos que de jóvenes odiaban

porque en sus falsedades hallarán

una explicación a su desconcierto.

Rechazarán a cuantos amaron

por una falsa seguridad

en su inseguro mundo incoherente.

Vomitarán las rosas

que aún solo ayer les embriagaban.

Vomitarán su propia vida inhóspita

en el suelo del ascensor.

Y otros dicen que no.

 

 

 

 Ven a bailar

la danza de las grullas, ven,

en los dorados trigales,

en los altivos maizales, ven,

junto a los bosques umbrosos

de misteriosas neblinas;

ven con las gráciles grullas,

vente, ven a bailar.

 

 

 

Dices: Uj!

Módulos nictálopes cabriolantes:

Concéntrica orla nívea,

flor o tallo oscilando suave,

días excéntricos,

tóxicamente urbanos,

cuando ondas ñoñas orillabas,

músicas extremas

me atan si tu uncial raíz brilla obscena.

Crece un arbusto florido

en la ladera del volcán.

 

 

 

Unos dicen que hacia arriba.

Qué verdades

se nos revelan en el sueño

disfrazadas de mentiras

para engañarnos mejor?

Mano, ojo, nervio, impulso,

cuerda, arco;

en el mundo el blanco marco,

firme el pulso.

Todos los nombres

son mi propia voz que resuena

en los ecos de los acantilados

disfrazados de todas las palabras

vortigirando en ondas concéntricas

y oscilando abstrusos y excéntricos

hacia las sombras del atardecer.

Qué ilusiones

se nos muestran como realidades

a la luz del mediodía

para atraparnos mejor?

Y otros dicen que no.

 

 

 

Esto pasa.

En el faro fiero,

no faro fero firo e o foro furo,

hiero y el foro horado.

Y en mientras tanto,

otro día que fracasa

en su intento de tumbarme,

destruirme y derrotarme…

otro día más que pasa.

 

 

 

En el sol de la mañana

vistas desde el este airosas

brillan más hermosas

las parabólicas en los tejados:

La chica de San Yago,

negros mechones desbocados,

decía al amanecer;

en una cajita guardaba

ocho núcleos de planetas perfectos

que no debía descuidar.

 

 

 

Vive la vida en rojo.

Haz el amor con quien te ama

y,como si fuera una perra guerra,

fóllate todo lo demás.

Me dijo la bruja.

Porque esto dura

lo que dura el disco duro

y ahora mismo no recuerdo

qué era lo que tenía que olvidar.

Crece el arbusto en el monte

que antes de Venus fue.

 

 

 

Dime, tengo la culpa yo

de no ser nada más que lo que soy?

Procura no resbalarte en el vómito

que arrojaste en el ascensor.

Asalchichado con chucrut estoy.

Y me importa un puto carajo

la injusticia del juicio prejuicioso.

La antes perenne derrota

es una victoria cada hoy.

 

 

 

Tal y como Hécate.

Toco de memoria

y silbo de oído;

oigo como un ciego,

miro más que un sordo,

digo lo que veo.

 

 

 

Intenta aprender de la bruja.

Acaso los acasos son futuros,

los hoyes son ayeres repetidos,

los días que ahora vives son tu muerte,

tu muerte es como el día en que naciste,

tu vida es un cometa en el océano

brillando fulgurante y apagándose

en un segundo cósmico e infinito,

acaso los futuros son acasos,

ayer es solo un hoy que ya ha pasado,

mañana es un ayer que no empezó.

Aprende que es el tiempo en este tiempo

tu única y entera dimensión.

Corazón.

 

 

 

Otros dicen que hacia abajo.

La nada de la nada me creó,

la nada pronto me reclamará;

y en esa hora el mundo ausente,

insustancial e indiferente,

deberá dejarme marchar.

Algunos otros dicen que hacia atrás.

 

 

 

La danza de las grullas bailaré

junto a los lagos del ayer.

Cuentan que el hombre y la esfinge

temen al tiempo atroz;

el tiempo sin embargo fluye

sin saber nada del temor.

Pero otros dicen que sí.

El tiempo fue la única dimensión.

Admírate tú mismo

de tu misma admiración

 

 

Versión Color


Santa Rosa, Barcelona. 29/09/11
Cuaderno 3, sección 14